La cripta de Gaudí y la colonia Güell

El emprendedor Eusebi Güell tuvo el ambicioso proyecto de crear la Colonia Güell. En su iniciativa, decidió construir una fábrica textil a las afueras de Barcelona y le encargó, asimismo, la edificación de una iglesia dentro del mismo complejo industrial a Antoni Gaudí.

Mi interés por Gaudí me lleva a Santa Coloma de Cervelló, a 23 km al suroeste de Barcelona. Es aquí donde se encuentra el revolucionario proyecto del arquitecto. En primer lugar, y antes de pasear por las callejuelas de la Colonia Güell, decido visitar la cripta.

Es muy fácil localizar la cripta, ya que está situada en una colina que sobresale por encima de toda la colonia. Gaudí sabe integrarla perfectamente en el paisaje y sigue fiel a su característica costumbre de incorporar elementos simbólicos en sus creaciones. La estructura que queda visible hoy en día no es otra que la base del proyecto del arquitecto, que diseñó los esbozos de la iglesia a partir de una maqueta original. La parte exterior de la iglesia gana en originalidad gracias al pórtico de la entrada, que contiene numerosos detalles decorativos y cuyos símbolos religiosos están construidos con la técnica del trencadís. ¡Pero eso no es todo! La fachada, con sus grandes ventanas de distintas formas y los ladrillos colocados de manera irregular, le da a la obra un aire rústico que se integra plenamente en el entorno.

Es el momento de entrar dentro, antes de que empiece la misa. El interior de la iglesia es muy acogedor. El conjunto forma un bosque de pilares inclinados y nervaduras (hechos a base de  ladrillos) y me doy cuenta de que las columnas se reparten el peso de todo el edificio. Siento como una invitación a la meditación espiritual, se respira un ambiente muy íntimo y no puedo dejar de contemplar los vitrales.

Una vez visitada la cripta, es agradable pasear por la Colonia Güell. La colonia fue uno de los complejos industriales más grandes de toda Cataluña, donde la gente trabajaba, vivía y aprendía dentro de una concepción urbana integrada e innovadora para la época. Hoy en día, la Colonia Güell, con sus particulares edificios, sigue conservando, no obstante, aquél aire pueblerino.

Para más información, podéis visitar la página oficial: http://gaudicoloniaguell.org/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *